Nuestra Historia

E mpieza en 1995 cuando nuestra Presidenta la Sra. María Julia Gupio de Asmat, sufre un terrible accidente al caer a un abismo de 40mts, durante una excursión a la selva.

A raíz de este accidente, sufre una luxación a la columna que la imposibilita de caminar requiriendo con urgencia de una intervención quirúrgica con pronóstico reservado.

Ella recuerda un poco inconsciente la pequeña imagen del Niño Jesús que le regaló una amiga desde Bogotá – Colombia. País donde se tiene devoción del Divino Niño Jesús, es en ese momento le pide al Divino Niño Jesús que le permita caminar, y a cambio de ello, le ofrece trabajar para Él.

Siendo intervenida quirúrgicamente y a pesar del mal pronóstico, vuelve a sentir movimiento en sus piernas. Con gran sorpresa el medico verifica que nuevamente puede caminar y desde ese momento empieza a cumplir su promesa.

Desde entonces la devoción ha ido creciendo gracias
a los milagros y a la fe de sus devotos

Para ello, en la Parroquia María Misionera, siendo el Obispo de Lurín, Mons. José Ramón Gurruchaga Ezama SDB y siendo párroco el P. Juan Blengio Mazza OSJ, cuando la Sra. María Julia de Asmat, primera difusora de esta devoción, regaló a la parroquia una bella Imagen de nuestro amado Divino Niño Jesús. Desde entonces la devoción ha ido creciendo gracias a los milagros y a la fe de sus devotos. Al morir el Padre Juan la devoción era una expresión de pocos fieles y se extendía a los niños de la parroquia. En el año 2001, se hizo una remodelación en la Parroquia colocando otra imagen del Niño al centro del Altar Mayor.

El párroco actual, el Padre Guillermo Inca Pereda OSJ, creyó que era una misión prioritaria difundir esta devoción a todos los católicos, con ayuda y colaboración de los devotos del Divino Niño lo ha hecho crecer significativamente esta devoción y se sigue esforzando con amor y esperanza por difundir el amor al Hijo de la Virgen María, el Divino Niño Jesús, en todos los pueblos y ciudades del Perú. En setiembre del 2008, la Parroquia María Misionera es declarada Santuario Diocesano del Divino Niño Jesús en la que la sagrada y venerada imagen recibe a miles de fieles y devotos. Quienes pueden visitar al Divino Niño Jesús en su Santuario Diocesano, ubicado en el Jr. Ismael Escobar 325, Pamplona Baja - San Juan de Miraflores, Lima - Perú.